Servicios - Esclerosis Múltiple

¿QUE ES LA ESCLEROSIS MULTIPLE?
La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que afecta el sistema nervioso central.
Sus síntomas abarcan un amplio espectro que va desde visión levemente borrosa hasta parálisis completa.
Nos es contagiosa, y en muy raras oportunidades produce la muerte.
Sin embargo, es una enfermedad imprevisible.

¿Cuál es su causa?
Una sustancia grasosa llamada mielina , rodea y protege las fibras nerviosas del cerebro y de la médula espinal (el sistema nervioso central).
La esclerosis múltiple (EM o MS) ocurre cuando una reacción del sistema inmunológico produce ciertas lesiones en la capa o cubierta de mielina.
Al destruirse parte de esta cubierta de mielina, los impulsos nerviosos desde el cerebro y hacia este se distorsionan o interrumpen.
El resultado es EM: se llama múltiple pues afecta muchas áreas del cerebro y de la médula espinal, y esclerosis pues pueden llegar a formarse placas esclerosas o endurecidas de tejido cicatrizado sobre la mielina lesionada.

¿Cúales son sus síntomas ?
Entre los síntomas de EM se encuentran : hormigueo, entumecimiento, habla inarticulada, visión borrosa o doble, debilidad muscular, deficiencias en la coordinación, fatiga inusual, rigidez muscular o espasticidad, problemas de la vejiga, de la actividad digestivo intestinal o de la función sexual y finalmente parálisis.

En ocasiones pueden ocurrir alteraciones mentales como pérdida de memoria o confusión.
Todos estos síntomas pueden darse en diversas combinaciones, pueden desaparecer y reaparecer y pueden variar en intensidad desde formas muy leves hasta muy agudas.

¿Cuál es el tipo más común de la EM?
En la actualidad, es imposible predecir si en una persona se van a producir ataques de la enfermedad, o cuándo van a ocurrir.
Los síntomas no solamente pueden variar considerablemente de una persona a otra, sino que también pueden variar para la misma persona en diferentes épocas.
El tipo más común de la EM se caracteriza por períodos activos de la enfermedad, o ataques (también llamados exacerbaciones o recaídas) seguidos de períodos de inactividad, llamados de remisión o aplacamiento.
FUNDACIÓN MATERA es una institución sin fines de lucro dedicada a la investigación y la docencia superior en las ciencias médicas. Brinda asistencia especializada en Neurología, Neurocirugía y disciplinas afines.

En algunas personas se presentan pocos ataques y, en consecuencia, llegan con el tiempo a padecer sólo niveles ínfimos de incapacidad, o prácticamente ninguna.
En la mayoría de las personas, sin embargo, se da el llamado patrón de remisión-recaída.
Ello significa que en tales personas se dan exacerbaciones , que ocurren de manera imprevisible, seguidas de períodos de remisión o aplacamiento parcial o total, que pueden durar meses o incluso años.
Para un tercer grupo de personas, la enfermedad presenta un curso progresivo, con continuo empeoramiento de los síntomas.
El estado de la persona puede empeorar de manera continua a partir del primer ataque de la enfermedad (EM progresiva primaria) o puede empeorar progresivamente después de presentar un patrón de remisión - recaída (EM progresiva secundaria).
Sin embargo, las personas con EM progresiva pueden aún padecer ataques y remisiones parciales.
En resumen, la enfermedad varía desde formas muy leves hasta un estado de progreso continuo, pasando por estados intermitentes.
Dado que la EM afecta de manera tan distinta a las personas, es muy difícil hacer generalizaciones sobre impactos en cuanto a incapacidad.
Las estadísticas señalan que dos de cada tres personas con EM nos se inhabilitan para caminar por el resto de su vida, pero muchas de ellas requieren de bastón u otro tipo de ayuda para hacerlo, y aún otras deciden usar un escúter o una silla de ruedas para conservar energías.

¿Quiénes padecen la Esclerosis Múltiple?
La EM es más comúnmente diagnosticada en personas entre los 20 y los 30 años, es decir, en personas adultas pero aún jóvenes que todavía estan comenzando su vida.
La tasa de incidencia en las mujeres es casi el doble a la de los hombres. La enfermedad se da más frecuentemente en personas que habitan climas fríos.
Los científicos aún no saben cuál es la razón de esto, pero existen estudios que sugieren fuertemente el lugar donde la persona nació y vivió durante sus primeros 15 años de vida influye poderosamente en la posibilidad a que se adquiera la EM.
Los estudios indican, además, que factores genéticos hacen que ciertas personas sean propensas a la enfermedad, pero no existe evidencia de que la EM se herede directamente. Influyen también otros factores desconocidos.
Los factores que ponen en riesgo la salud son la hipertensión, la diabetes, la vida sedentaria, el tabaquismo, el sobrepeso superior a los 10 kilos, el stress, las tensiones nerviosas y el alcohol en exceso.

¿Se la diagnostica fácilmente ?
La EM no es siempre fácil de detectar o diagnosticar ya que, de una lado, los síntomas tienden a aparecer y desaparecer; por otro lado existen enfermedades del sistema nervioso central que tienen algunos de los mismos síntomas, y finalmente no existe un solo exámen neurológico o de laboratorio que pueda confirmar o descartar de plano la presencia de la EM.
Por lo tanto puede suceder que a una persona se le diga que tiene EM “probable” o“ posible”.
Avances recientes en la medicina en el campo de la reproducción de imágenes, particularmente la resonancia magnética nuclear (RMN), han contribuido a clarificar el diagnóstico.
Se necesita la presencia de dos factores para dictaminar una diagnosis definitiva o concluyente:


. tiene que haber evidencia de muchas placas de tejido cicatrizado en diferentes partes del sistema nervioso central, y
. tienen que haber ocurrido al menos dos exacerbaciones o recaídas de la enfermedad separadas en el tiempo.

Dictaminar una diagnosis definitiva puede llevar varios meses, o incluso años.

¿Puede tratarse la EM ?
Tradicionalmente, los esteroides y el ACTH han sido utilizados para el tratamiento de exacerbaciones agudas, llamadas también recaídas o ataques.

En la actualidad existen tres nuevos medicamentos aprobados que retardan la tasa de recaídas y limitan la actividad de la EM en el cerebro, tal como se observaría en un escáner RMN. Los tres retardan el curso natural de la EM.

Existen también medicamentos que brindan alivio para los síntomas. Problemas como la espasticidad, los trastornos urinarios y digestivo intestinales, el dolor, la fatiga y otros pueden reducirse con medicamento.

La fisioterapia, el ejercicio, la rehabilitación vocacional y cognitiva, una dieta cuidadosa, descanso adecuado y asistencia psicoterapéutica para disminuir el estrés emocional, pueden ser también una ayuda invalorable para que la persona conserve su independencia y pueda llevar una vida plena.

Un manejo temprano de los síntomas es importante. Estos deben ser discutidos con un médico versado en el tratamiento de la enfermedad.

La rehabilitación en la EM es un pilar fundamental y debe iniciarse precozmente con el diagnóstico de la enfermedad.

El paciente debe participar activamente y no interrumpirse, sino que debe transformarse en una forma de vida y manejarse tan activamente como le sea posible las 24 horas del día



© 1998/2017 Copyright Fundación Matera - Todos los Derechos Reservados

Diseño y Hosting: Drwebservicios
E-mail: info@matera.org.ar
Uruguay 1243 1º Dpto. 4º Capital
República Argentina
Tel/Fax (54-11) 4815-1748 /
4812-2475